Portilla de la Garganta

Portilla de la Garganta
Ese pedrusco de la izquierda es el Fraile

Seguidores

lunes, 8 de noviembre de 2010

A mi madre en su eterna ausencia



Poema de Flora Delmis de Venezuela.



Hay veces sin saber el porqué, que le invade a uno la nostalgia y te encuentras triste. Así he amanecido hoy. En estos casos busco remedio en la poesía... que tal vez no sea un consuelo, pero te llena de tranquilidad el alma. Y hoy encontré esa paz y esa tranquilidad en este poema de Flora Delmis y os lo traigo para que lo leáis.



A mí madre en su eterna ausencia
___________________________________
_______________________________
__________________________


¡Madre!

¡Hoy, todos los hijos del mundo
están llenos de gozo
y al recordar tu amor
en esta eterna ausencia,
he sentido más hondo el dolor
de no tenerte
porque me arrebató la Muerte
tú presencia…!

Es un hondo vacío
mí alma sin tú calor.
¡Oh madre mía!,
está llena de frío
y al ver las rojas flores
entre esta algarabía
de los que tienen a su madre viva,
a tú espíritu llamo;
que sigo la enseñanza
que dejaste en mí senda,
y hoy, como única ofrenda,
te dejo la blanca flor
de mí dolor,
regada con mí llanto,
donde reposan, madre,
tus cerrados labios
que se abrieron en besos…
tú voz, que me cantó el arrullo…
tus brazos, mí protección, mí cuna,
toda tú, madrecita,
¡Oh mí madre bendita,
amada cual ninguna!
Más hoy, cual benéfica luz,
siento tú espíritu a mí lado,
tú amoroso consejo que me guía,
tú dulce voz junto a mí oído
diciéndome: Aquí estoy, nunca me he ido.
Y tú también estás aquí, ¡oh madre mía!

Flora Delmis






6 comentarios:

Carolina dijo...

Y así es mi querido y apreciado Juan, en donde quiera que esté vuestra madre, te cuida y te protege. No lo dudes. Ellos se convierten en nuestros ángeles guardianes. A mi me cuida mi padre, y a ti tu madre.

Ánimo mi Tito Juan. Desde aquí te mando un abrazo fraternal y elevo una oración por esos seres que tanta falta nos hacen.

Un beso

Janita dijo...

Mí querido Juan Francisco.
Como yo entiendo bien el sentimiento de que hablas!
Como tu mismo has dicho, "la vida no espera a nadíe", por eso tenemos que siguir adelante y un día también llegará nuestra hora de partir.
Muy bonito y enmocionante el poema que Flora Delmis dedicó a todas las Madres que no estan más entre nosotros. Ya lo he copiado y guardado.
Deseo que estés bien Juan y te mando un gran abrazo con todo mí cariño.
Janita

Adara dijo...

Las madres lo son todo, nos enseñan lo que es la vida. Pero los padres también, yo los adoro a los 2.

Un abrazo!

pili.gauchita dijo...

Mi querido amigo que bonito y sentido poema,tu alma ya esta tranquila,has dejado la flor blanca de tu dolor,recuerdala con los sentimientos que te acompañan.
Un fuerte abrazo
de corazón a corazón

victoria dijo...

Cuánto amor hay en este poema.
Gracias Juan Francisco por compartirlo.
Recibe mi cariño Victoria

Militos dijo...

Aunque tarde, he venido a leer este poema que dice todo lo que sentimos aquellos para quienes su ausencia es a la vez su presencia constante.
Precioso poema de Flora.
Un beso, Juan