Portilla de la Garganta

Portilla de la Garganta
Ese pedrusco de la izquierda es el Fraile

Seguidores

miércoles, 12 de mayo de 2010

Mi chala.







Poema de Boris Elkín. Argentino. 

Mi chala
_____________________________
___________________________
________________________



No se si es cosa’e mandinga
o es un regalo del cielo;
algunos dicen qu’es malo,
pa mí se me hace qu’es güeno…
Ricién me dijo el dotor
qu’esta fatiga que tengo
es por culpa del tabaco
qu’está minándome el pecho,
¡y me ordenó que lo deje
si quiero salvar el cuero!
Pero dejar el tabaco,
áura que ya voy pa viejo
y no tengo en qué afirmarme
pa tironear los recuerdos…
¿Dejar el tabaco, dijo?
¡Si es cosa que ni la pienso!
Hacen años, muchos años,
yo trabajaba’e boyero,
cuando prendí el primer chala
pa quemar mí aburrimiento.
¡Que lindo se iban las horas,
qué pronto volaba el tiempo
y qué hombre me sentí
con el chala entre los dedos!
Cuando mi madre se jué
Sin tiempo pa darme un beso…
¡quién otro sino mí chala
me acompañó al sentimiento
y se quemó sin renuncios
con tal de darme consuelo!
Más tarde, cuando el amor
dentró a golpear mí pecho,
ese amor qu’es vida y muerte
qu’es triunfo y renunciamiento
y que nos mata de a poco
porque se vive muriéndo…
¡si habré domao impaciencias
pitando como un murciélago!
Y al fin, ¿pa qué? Pa que un día
barriera todo el Pampero…
Ella no tuvo reparos
en aventarme los sueños.
Cuando esa tarde me dijo
que no perdiera más tiempo
y supe que otro varón
se había ganao su aprecio…
¡menos mal que tuve un chala
que supo darme consejo
y m’entretuvo la mano
que andaba tanteando el fierro!
Dispués cambién de querencia;
me dijo: “Hacéte resero.
Nada hay mejor qu’el camino
pa quien no tiene un afecto”.
¡Las noches que habré pasao
tendido sobre el apero
sin más estrellas que el chala
parpadeando en el silencio!
Más tarde cuando la vida
m’enredó entre los puebleros
y entré a borroniar cuartillas
pa darle forma al recuerdo,
¡quién otro sino mí chala
me ayuda a escribir mis versos!
¡Dejarlo porque el dotor
me vino con ese cuento
de qu’el tabaco hace mal
y está minándome el pecho!
¡Deje no más que me mate!
¡Si por el estoy viviendo!



Las fotos son de la red. Imágenes nostálgicas.

14 comentarios:

Carolina dijo...

Mi querido Juan, me fascina cuando compartes versos tan hermosos de escritores que desconozco, y con ese lenguaje folklorico que encanta y se entiende muy bien a pesar de las palabras entrecortadas.

Gracias por traerlo y darloa conocer.

Un besito amigo mío

Gladys Pacheco Leiva dijo...

Hola amigo hermoso poema,cuando lo vi dije
que largo no tengo tanto tiempo,pero al
empesar a leerlo, se me olvido que estaba
apurada,buen poema,muy entretenido como
todos los que has publicado,gracias por compartir,poemás antigus como ya no hay.
Un abrazo grande amigo Juan,que dios te bendiga.

Rosa dijo...

Es realmente hermoso pasear por tan lindo espacio lleno de amor, ternura ....
Un besito Rosa

thony caro dijo...

ENCANTDOR POEMA JUANFCO. SOBRE LOS CIGARROS DE CHALA QUE HACIAN LOS GAUCHOS, ERA SU GRAN PASATIEMPO, TANTO POR LOS AMORIOS, COMO EN LAS LARGAS NOCHES DE FAENA CAMPERA.-
¡¡¡SOLO TENGO UNA DUDA EL AUTOR , NO ES ARGENTINO ???....YA QUE CONOZCO UN POEMA MUY SIMILAR.-
UN GRAN ABRAZO

Juan Francisco dijo...

Hola Carolina. Es grande el poema y grande su autor. Y tienes razón, se entiende bien ese lenguaje coloquial que utiliza y que le da un brillo espcial. Un abrazo amiga mía.

Juan Francisco dijo...

Hola Gladys, me legra que el poema haya logrado atraer tú atención hasta leerlo completo, porque creo que merece la pena. Gracias por pasar. A partir de esta tarde tendré mí PC y podré corresponder a vuestras visitas y comentarios. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Hola mí rosa extremeña, me alegra verte por aquí. ¿Como estás, amiga mía? Esta tarde me entregan mí ordenador y podré pasar a saludarte sin prisas. Un abrazo grande y hasta pronto.

Juan Francisco dijo...

Menos mal que me has avisado, amigo Thony. Yo se que es argentino, e incluso he publicado alún poema más de el pero no se por qué puse mexicano. Un lapsus calami. Gracias por advertírmelo. Un abrazo y pasaré pronto por tus blogs a saludarte.

AMBAR dijo...

Hola Juan Francisco, otra maravilla y con ese lenguaje que tengo que leerlo dos veces, para darme cuenta que dice grandes verdades, precioso poema, tienes gusto para elegir.
Un abrazo.
Ambar.

Poetiza dijo...

Francisco, maravilloso poema. Fue un placer leerlo, no lo conocia. Besos, cuidate mucho.

AMBAR dijo...

Hola Juan Francisco, estas maquinitas són caprichosas y cuando menos te lo esperas nos dejan colgados.
Vengo a releer este hermoso poema y desearte un buen fin de semana al mismo tiempo que te dejo unas líneas que he puesto para vosotros mis galanes amigos.
Un abrazo.
Ambar.

Nunca faltan en mi casa, hermosos y guapetones galanes que con sus letras producen maravillosos renglones que dan su apoyo y me animan a subir más escalones, mucho aprecio a esos galanes a sus palabras y mimos son dulces como la miel, y con el alma les digo GRACIAS amigos.

Juan Francisco dijo...

Hola Ámbar. Es verdad que esa manera de hablar de los gauchos es original. A mí me gusta porque en muchas cosas, sus expresiones son muy parecidas en ocasiones a las de los extremeños que sí conozco bién. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Hola Sandra. Tiene cosa hermosas el amigo Boris. Me encanta. Un abrazo.

Juan Francisco dijo...

Gracias por tus palabras amiga Ámbar. Pasaré a leerlas allí. Un abrazo con todo mí cariño.